Este Viernes Valores Región de Murcia, a través de la Secretaria de Educación y Universidades, Almudena Martínez,  ha dado a conocer  el documento definitivo  que va a proponer a la Consejería de Educación y su titular, Mabel Campuzano, en próximas fechas, para que sirva como garante de los padres que quieren poder educar a sus hijos en libertad y acorde a sus propias creencias filósoficas, religiosas y morales, como así dictamina la Constitución Española en sus artículos 16.1 y 27.3. 
 
El documento se llama Solicitud de Información Previa y Consentimiento Expreso y tendrán que hacerlo valer los padres en los Centros Educativos para que las actividades de índole moral no evaluables ( charlas, talleres…) sean informadas a los mismos para que puedan objetar la participación, o no, de sus hijos.
 
Este documento está amparado en los artículos 16.1 y 27.3 de la Constitución Española en los que se garantiza «la libertad ideológica, religiosa y de culto» y de otra parte  » el derecho de los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones» .
 
Almudena Martínez ha recordado  la doctrina sentada por el Tribunal Supremo en sus sentencias de fecha 11 de febrero de 2009, según las cuales el deber jurídico de cursar  una asignatura » no autoriza a la Administración educativa, ni tampoco a los centros docentes, ni a los concretos profesores, a imponer o inculcar, ni siquiera de manera indirecta, puntos de vista determinados sobre cuestiones morales que en la sociedad española son controvertidas» 
 
Así pues, con este documento, Valores quiere dejar claro que son los padres los primeros responsables de la educación de sus hijos, no el Estado,  y que nos personaremos en el Juzgado si la Ministra de Educación recurre ante la justicia medidas como ésta, que protegen a nuestros hijos de adoctrinamientos ideológicos con serias consecuencias para sus vidas futuras. Somos conscientes, finalizaba Almudena Martínez , «que la educación sexual en las aulas es necesaria, pero con los padres como observadores y participando de la misma, en la que los mayores beneficiados sean nuestros hijos pues, como no puede ser de otra manera, es el objetivo que hemos de perseguir al margen de ideologías. Ya es hora de que la política saque sus manos de la Educación».

 Descarga el Consentimiento Previo de Valores

 

 

Leave a Comment